Académicos consideran que el Presidente Bukele evitó rendir cuentas en su discurso

En una hora, el mandatario salvadoreño acudió al primer órgano de Estado para hablar sobre los logros en su gobierno. La seguridad pública fue el único tema abordado.

Jun 4, 2022 | 0 Comentarios

El presidente Nayib Bukele volvió el miércoles al Congreso de El Salvador para rendir un informe que por ley debe dar a la nación centroamericana cada 1 de junio, y hasta cumplir su mandato, una intervención que algunos esperaban le sirviera para rendir cuentas, algo que no obstante, según analistas consultados por la Voz de América, no ocurrió.

El palacio azul, como se conoce al recinto legislativo salvadoreño, fue engalanado con alfombra roja y miembros de la Fuerza Armada y la Fuerza Naval para recibir al mandatario.

En una hora, Bukele, de 40 años, habló únicamente sobre la “guerra” que su gobierno ha debido librar contra las violentas pandillas Mara Salvatrucha y Barrio 18, en medio de un régimen de excepción que ya dejó más de 36.000 capturados.

Efusivo, el mandatario dijo que el país estaba a nada de terminar esa guerra, pese a las reprimendas de organismos internacionales que “antes no se interesaban por el país” y que ahora, a su criterio, se involucran con el propósito de evitar que El Salvador sirva de ”ejemplo al resto de la región”.

Las palabras del mandatario, quien cumplió tres años en el poder, calaron hondo en la opinión de académicos, abogados y defensores de derechos humanos. Así como de legisladores de partidos de oposición quienes esperaban una rendición de cuentas, como mandata la ley.

“En un discurso a la nación, los presidentes tienden a destacar los aspectos positivos y a ocultar los aspectos negativos. En ese contexto, en las encuestas aparece el área económica como una debilidad. Por ello, el presidente prefirió no tratar el tema”, dijo anVOA, el director del Instituto de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Universidad Francisco Gavidia (UFG), como ejemplo de lo que esperaba en el informe.

Y es que las palabras de Bukele llegan en un momento en el que dos encuestas de opinión pública, hechas en mayo de este año, por las casa de estudio José Simeón Cañas y Francisco Gavidia, indican que la economía es una de las principales preocupaciones de los salvadoreños.

Hace veinte años, la canasta básica en El Salvador tenía un precio de 100 dólares. El precio para marzo de este año era de 220 dólares.

“No es lo mismo rendir un informe de gobierno que hacer un discurso político. Yo esperaba que el componente económico quedara plasmado en un informe de nación, sobre todo porque la parte económica le está afectando a las familias salvadoreñas. Y además, porque también es de interés público saber cuáles son los trazos en lo que le resta de gobierno”, destacó de igual forma, el economista Rafael Lemus, en una conversación con este medio.

Pero la parte jurídica también quedó a la espera. El abogado Wilson Sandoval habló con VOA sobre las expectativas que tenía del informe del presidente salvadoreño la noche del miércoles. Sandoval esperaba, dijo, que este hablara sobre la situación del país en materia de derechos humanos, entre otros temas.

“A partir del discurso, lo que menos puede identificarse es un tema de rendición de cuentas. Debía justificar, ante otro poder del Estado, las decisiones que se han tomado a nivel de políticas públicas, pero ese espacio quedó muy lejos de lo que se vio ayer. El espacio fue utilizado para un tema de propaganda, cuasi electoral, dijo.

El abogado explicó que un informe de rendición de cuentas conlleva estadísticas, indicadores y aspectos de monitoreo de políticas públicas, pero ni en economía, ni en salud, ni en educación hubo datos para contrastarlos.

Bukele celebra logro en seguridad


Así como las casas de estudio revelan una deuda en temas económicos, también destacan la opinión de los salvadoreños en torno a la seguridad pública, único tema de exposición en el informe de gobierno del 1 de junio.

La más reciente encuesta elaborada por el Instituto Universitario de Opinión Pública (IUDOP), de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), indica que nueve de cada diez personas consideran que la delincuencia en El Salvador ha disminuido.

“Frente a esta Asamblea, frente al vicepresidente y a todo el gabinete de gobierno, frente a los tres poderes del Estado, les digo: estamos a punto de ganar la guerra contra las pandillas”, dijo Bukele en su discurso.

El país centroamericano mantiene un régimen de excepción desde el 27 de marzo, cuando hubo 87 asesinatos a raíz de la presión de las pandillas al gobierno.

Relacionado Noticias

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.