Comunidades de Río Sensunapán piden a juez sentencia que proteja patrimonio cultural y ambiental

El juez ordenó al Ministerio de Cultura proteger y salvaguardar once sitios sagrados, dos de memoria histórica y dos sitios ceremoniales, identificados en la zona de influencia, y debía levantar un informe detallado con los pueblos indígenas y técnicos de la entidad.

Jun 4, 2022 | 0 Comentarios

El 7 de junio acaba la vigencia de una serie de medidas cautelares que impuso la Cámara Ambiental de Segunda Instancia de Santa Tecla, contra los Ministerios de Medio Ambiente y Cultura, para que estos no otorguen permisos a una empresa que pretende construir una presa hidroeléctrica en el Río Sensunapán, situado en el municipio de Nahuizalco, Departamento de Sonsonate.

Es por ello que comunidades de los cantones Pushtan, Sisimetepec, El Almendro y Loma del Muerto, que son los directamente afectados con la nueva presa, llegaron este jueves a la Cámara solicitando ampliar el plazo.

El juez ordenó al Ministerio de Cultura proteger y salvaguardar once sitios sagrados, dos de memoria histórica y dos sitios ceremoniales, identificados en la zona de influencia, y debía levantar un informe detallado con los pueblos indígenas y técnicos de la entidad. En tanto, al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, se le ordenó no otorgar los permisos correspondientes a la empresa Sensunapán S.A. de C.V.

Sin embargo, a un año de emitidas las medidas, las comunidades consideran que no ha habido un efectivo cumplimiento. Ariela González, Abogada de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD), señaló que Cultura no ha dado muestras de agilización del proceso, y advirtió que concluido el plazo, la empresa podrá presentar el estudio de factibilidad que dará inicio al proceso.

«Hay vulneración de derechos desde un principio, porque Medio Ambiente y Cultura, otorgaron los permisos sin tomar en cuenta las observaciones de las comunidades, prácticamente no se permitió participar», indicó la jurista.

Las comunidades solicitaron al juez emitir sentencia definitiva que prohíba la construcción de la presa, la octava en su tipo que ya funcionan en el río Sensunapán. «Vamos a pedir que se reconozca jurídicamente el lugar como patrimonio indígena natural, esto hará que ya sea prohibida cualquier construcción en el río», añadió González.

Los demandantes advierten que depredar la presa afectará el abastecimiento de agua de 50,000 familias que habitan entre los municipios de Nahuizalco, Sonzacate; y Sonsonate.

La presa, aprovecharía el recurso hídrico del Río Sensunapán y Grande Sonsonate, con una toma de caudal máximo de 3.7 metros cúbicos por segundo (m2/s) proyectando obtener un potencial nominal de 2.0 Megavatios (MW), en condiciones hidrológicas normales. Estimándose obtener una generación promedio anual de 12, 000,000 kwh.

La Cámara ordenó al MARN denegar el permiso a la empresa Sensunapán S.A de C.V., para desarrollar el proyecto “por afectar al medio ambiente y otros derechos relacionados como la salud, la vida, agua, entre otros”.

El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del 2020, determinó que el proyecto implica un riesgo de desastre, ya que será construido en suelos que, para su uso, deberán ser cambiados de categoría. El desarrollo del proyecto conducirá a una impermeabilización especialmente en las zonas de las construcciones de las obras civiles y sería un propiciador escenario para inundaciones en época de invierno, puntualiza el informe.

La resolución puede consultarse acá.

Consulta Pública

Medio Ambiente lanzó la convocatoria del EIA desde el 19 de junio de 2020 en la alcaldía de Nahuizalco para que los interesados expresaran si el proyecto afecta la calidad de vida de la población, riesgos a la salud y al medio ambiente, sin embargo, los cantones Sisimitepet y Pushtan se encuentran a cuatro kilómetros de distancia, y por ello, no podían manifestarse. La consulta terminó el 2 de julio.

Este proyecto ya había sido rechazado en 2014 por el MARN, luego que las comunidades indígenas se pronunciaron sobre los daños que implicaría otra represa.

Inspección del Ministerio de Cultura

La PDDH solicitó a mediados de 2020 al Ministerio de Cultura una inspección donde se construirá este proyecto para identificar si constituye un daño irreversible a los sitios sagrados de los pueblos indígenas de la zona, de ser así, debía adoptar medidas para prevenir su realización que estén bajo su competencia.

Sin embargo, la institución no respondió a la solicitud.

De acuerdo con la empresa Sensunapán S.A. de C.V., este proyecto planea generar energía limpia y renovable, asimismo, tendría una inversión de 7 millones de dólares y afirman que se ha realizado todas las gestiones requeridas por la Ley para los procesos de obtención de permisos, licencias y otros requerimientos.

Relacionado Noticias

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.