Encuesta ratifica que Salvadoreños están a favor de la Democracia

El estudio muestra cómo los niveles de satisfacción con la democracia varían entre los países de la región de América Latina y el Caribe en 2021. Los niveles de satisfacción son sustancialmente más altos en El Salvador y en Uruguay que en otros países.

May 13, 2022 | 0 Comentarios

La Fundación Dr. Guillermo Manuel Ungo (Fundaungo), la Universidad de Vanderbilt, en conjunto con la organización Barómetro de las Américas, el proyecto de investigación de encuestas más conocido de LAPOP, dieron a conocer este jueves los resultados del estudio «Cultura política de la democracia en El Salvador y en las Américas 2021: Tomándole un pulso a la democracia».

La investigación se realizó a 370 mil personas de 34 países de Latinoamérica y el Caribe, cuyo método en El Salvador fue la encuesta a 3,245 ciudadanos, quienes fueron cuestionados sobre temas económicos, sociales, seguridad, corrupción y jurídicos.

El estudio muestra que en promedio, el 61% está de acuerdo con la idea de que la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno, lo que supone un ligero aumento con respecto a 2018/19. No obstante, estos niveles no alcanzan los máximos registrados antes de 2016.

El Salvador destaca por tener el segundo porcentaje más alto de ciudadanos que apoyan la democracia. En la ronda 2018/19, El Salvador se ubicaba en el medio de la distribución, con un 59% a favor de la democracia.

En todos los países de América Latina y el Caribe excepto tres, menos de la mitad apoya a un líder fuerte aunque incumpla las reglas. El Salvador se encuentra en un cercano segundo lugar, en consonancia con las respuestas que ha dado la administración actual frente a las destituciones de los Magistrados de la Sala de lo Constitucional, Fiscal General y jueces de la república.

En cuanto a la satisfacción con la democracia, la ronda de 2021 muestra un ligero aumento en la satisfacción en comparación con la de 2018/19, aunque el nivel de satisfacción sigue siendo más bajo que hace más de una década.

El estudio muestra cómo los niveles de satisfacción con la democracia varían entre los países de la región de América Latina y el Caribe en 2021. Los niveles de satisfacción son sustancialmente más altos en El Salvador y en Uruguay que en otros países.

En todos los países, excepto en cuatro, la mayoría estaría dispuesta a renunciar la celebración de elecciones a cambio de ingresos y servicios garantizados. En contraste, solo una minoría en cada país está dispuesta a renunciar a la libertad de expresión por esas mismas garantías.

El estudio indica que casi dos tercios de los ciudadanos de la región creen que más de la mitad o todos los políticos son corruptos. Casi uno de cada cuatro encuestados dice que todos los políticos de su país están involucrados en actos de corrupción.

Desde una perspectiva de género, las mujeres tienen menos probabilidades de esperar que la policía trate de manera justa a una víctima de la violencia de género y que los tribunales lleven a cabo el debido proceso al condenar al perpetrador.

La tasa de victimización por delincuencia ha disminuido y aumentado en la década anterior. En particular, la tasa registrada en 2021 sigue una tendencia a la baja desde la encuesta de 2016. En promedio, en la región el 46% se siente inseguro en su vecindario en 2021.

La inseguridad en el vecindario sigue siendo mucho más alta que su punto más bajo en 2012, cuando menos de uno de cada tres informaron que se sentían inseguros en su vecindario. Desde la ronda 2018 del Barómetro de las Américas, el porcentaje de encuestados que se sienten inseguros en su comunidad ha disminuido. Sin embargo, para 2021 dos de cada cinco se sienten inseguros en su comunidad de residencia

El estudio indica que es más probable que las mujeres salvadoreñas se sientan inseguras en su comunidad de residencia por un margen estadísticamente significativo  Mientras que el porcentaje de quienes confían en la policía osciló entre el 40% y el 50% en la década anterior, la confianza aumentó al 57% en la ronda de 2021. Esto representa un aumento estadísticamente significativo de casi 13 puntos porcentuales.

Si bien el porcentaje de quienes confían en la Corte Suprema de Justicia aumentó marginalmente en 2021 en comparación con la ronda anterior, la confianza promedio en la CSJ no se ha recuperado a los niveles más altos de hace una década.

Relacionado Noticias

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.