Guerra de mensajes entre EEUU y El Salvador

Abr 13, 2022 | 0 Comentarios

Foto de Archivo

El mandatario salvadoreño, junto a otros funcionarios de su gobierno, han arremetido contra la administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, por su supuesta “falta de apoyo” a El Salvador.

Las acusaciones se dieron luego de que el portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Ned Price, tuiteara que “el gobierno de EE. UU. continúa apoyando a El Salvador en sus esfuerzos por reducir la proliferación de pandillas”.

Ante las declaraciones del funcionario estadounidense, Bukele sostuvo que el apoyo a su gobierno provino del predecesor de Biden, Donald Trump, y que el actual gobierno “solo está apoyando a las pandillas y sus ‘libertades civiles’ ahora”.

Otros funcionarios de la Administración Bukele también han continuado con las reacciones a través de sus redes sociales, como es el caso de la canciller salvadoreña, Alexandra Hill Tinoco.

Tinoco reaccionó después de que el fin de semana el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, instó al gobierno de El Salvador “a defender el debido proceso y proteger las libertades civiles”.

Según la canciller, el mensaje de Blinken es “de lo más angustioso”, también
le recordó que ambos países tienen “una responsabilidad compartida. El presidente Nayib Bukele se ha comprometido desde el primer día a luchar contra las causas profundas de la inmigración irregular”.

El domingo, Blinken citó que “ahora más que nunca es imprescindible extraditar a los líderes de las pandillas para que enfrenten la justicia en Estados Unidos”, sin embargo, la respuesta de Bukele fue preguntar con sorna sobre Guantánamo.

“Tengo un amigo periodista, quiere acceder a Guantánamo para ejercer sus derechos de ‘libertad de prensa’, y comprobar si los detenidos han disfrutado de sus ‘libertades civiles’ y de un ‘debido proceso’”, escribió Bukele.

EEUU ha solicitado en el pasado la extradición de 14 pandilleros presos en El Salvador, sin embargo, ante dichas peticiones el gobierno de El Salvador se ha negado en repetidas ocasiones, aduciendo que a dichos pandilleros “no se les ofrecen las garantías constitucionales necesarias”.

El Salvador ha sufrido por décadas crímenes violentos impulsados por pandillas como la Mara Salvatrucha (MS-13) y Barrio 18. Estas bandas cuentan con alrededor de 70.000 miembros, de los cuales unos 26.000 se encuentran actualmente en la cárcel, según las autoridades.

Relacionado Noticias

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.