Los niños filipinos vuelven a la escuela luego de dos años perdidos a causa del coronavirus

Tan solo el 46 %, de las escuelas pudieron comenzar las clases habituales a partir del lunes, mientras que el resto recurrirá a una combinación de presenciales y en línea hasta el 2 de noviembre

Ago 22, 2022 | 0 Comentarios

Millones de estudiantes con mascarillas regresaron el lunes a las escuelas primarias y secundarias de Filipinas para sus primeras clases presenciales después de dos años de confinamiento por el coronavirus que se teme haya empeorado las alarmantes tasas de analfabetismo entre los niños.

Los funcionarios lidiaron con problemas abrumadores, incluida la escasez de aulas, los temores persistentes de COVID-19, una tormenta que se aproximaba y edificios escolares dañados por un terremoto en el norte del país, para dar la bienvenida a casi 28 millones de estudiantes que se inscribieron para el año escolar.

En una escuela primaria de la ciudad de San Juan, en la región capitalina, los maestros controlaban la temperatura de los estudiantes y les rociaban las manos con alcohol antes de dejarlos entrar a las aulas.Millones de estudiantes con máscaras faciales regresaron a las escuelas primarias y secundarias de Filipinas el lunes en su primeras clases presenciales después de dos años de confinamientos por coronavirus que se teme hayan empeorado una de las tasas de analfabetismo infantil más alarmantes del mundo. (AP)Millones de estudiantes con máscaras faciales regresaron a las escuelas primarias y secundarias de Filipinas el lunes en su primeras clases presenciales después de dos años de confinamientos por coronavirus que se teme hayan empeorado una de las tasas de analfabetismo infantil más alarmantes del mundo. (AP)

Renaline Pemapelis, de 27 años, emocionada le dio instrucciones de última hora a su hijo, quien iba a la escuela por primera vez. “Tengo sentimientos encontrados, preocupada y emocionada”, dijo a The Associated Press.

Solo alrededor de 24,000 de las escuelas públicas del país, o alrededor del 46 %, pudieron comenzar clases presenciales cinco veces por semana a partir del lunes, mientras que el resto recurrirá a una combinación de clases presenciales y en línea hasta el 2 de noviembre, cuando todas las escuelas públicas y privadas están obligadas a traer a todos los estudiantes de regreso a las aulas, dijeron los funcionarios de educación.

Pero alrededor de 1,000 escuelas no podrán cambiar por completo a clases presenciales durante el período de transición por varias razones, incluido el daño al edificio escolar provocado por un fuerte terremoto el mes pasado en el norte, dijeron las autoridades.La policía distribuye alcohol y máscaras faciales a los estudiantes durante la apertura de clases en la Escuela Primaria San Juan en el área metropolitana de Manila, Filipinas, el lunes 22 de agosto de 2022.  (Foto AP/Aarón Favila)

La policía distribuye alcohol y máscaras faciales a los estudiantes durante la apertura de clases en la Escuela Primaria San Juan en el área metropolitana de Manila, Filipinas, el lunes 22 de agosto de 2022. (Foto AP/Aarón Favila)

El Departamento de Educación dijo que algunas escuelas tendrán que dividir las clases en hasta tres turnos por día debido a la escasez de aulas, un problema de larga data, y para evitar el hacinamiento que podría convertir las escuelas en nuevos centros de brotes de coronavirus.

“Siempre decimos que nuestra meta es un máximo de dos turnos solamente, pero habrá áreas que tendrán que recurrir a tres turnos porque están muy superpobladas”, dijo el viernes el portavoz del Departamento de Educación, Michael Poa. A pesar de muchas preocupaciones, los funcionarios de educación aseguraron que “todos los sistemas funcionan” para la reanudación de clases el lunes, dijo.

Sin embargo, el senador Joel Villanueva dijo que tales garantías deben ir acompañadas de mejoras reales sobre el terreno.Los estudiantes hacen fila durante la apertura de clases en la Escuela Primaria San Juan en el área metropolitana de Manila, Filipinas, el lunes 22 de agosto de 2022.  (Foto AP/Aarón Favila)

Los estudiantes hacen fila durante la apertura de clases en la Escuela Primaria San Juan en el área metropolitana de Manila, Filipinas, el lunes 22 de agosto de 2022. (Foto AP/Aarón Favila)

“La era de faltar a las aulas, compartir mesas y sillas y dar clases bajo la sombra de los árboles ya no debe suceder”, dijo Villanueva, quien presentó dos proyectos de ley que exigen subsidios médicos, de transporte y de comestibles adicionales para los maestros de escuelas públicas.

Entre los más afectados por la pandemia en el sudeste asiático, Filipinas, bajo el entonces presidente Rodrigo Duterte, impuso uno de los bloqueos de coronavirus y cierres de escuelas más largos del mundo . Duterte, cuyo mandato de seis años finalizó el 30 de junio, rechazó los llamados a la reanudación de las clases presenciales por temor a que pueda desencadenar nuevos brotes.

El cierre prolongado de las escuelas generó temores de que las tasas de alfabetización entre los niños filipinos, que ya se encontraban en niveles alarmantes antes de la pandemia, podrían empeorar.Una niña sostiene a su padre durante la apertura de clases en la Escuela Primaria San Juan en el área metropolitana de Manila, Filipinas, el lunes 22 de agosto de 2022.  (Foto AP/Aarón Favila)

Una niña sostiene a su padre durante la apertura de clases en la Escuela Primaria San Juan en el área metropolitana de Manila, Filipinas, el lunes 22 de agosto de 2022. (Foto AP/Aarón Favila)

Un estudio del Banco Mundial del año pasado mostró que alrededor de nueve de cada 10 niños en Filipinas sufrían de » pobreza de aprendizaje “, o la incapacidad de los niños de 10 años para leer y comprender una historia simple.

“El cierre prolongado de escuelas, la mitigación deficiente de los riesgos para la salud y las crisis en los ingresos de los hogares tuvieron el mayor impacto en la pobreza de aprendizaje, lo que provocó que muchos niños en Filipinas no pudieran leer ni comprender un texto simple a los 10 años”, dijo UNICEF Filipinas en un comunicado.

“Los niños vulnerables, como los niños con discapacidades, los niños que viven en áreas geográficamente aisladas y desfavorecidas, y los niños que viven en zonas de desastre y conflicto, les va mucho peor”, dijo la agencia de la ONU para la infancia.El Departamento de Educación dijo que algunas escuelas tendrán que dividir las clases en hasta tres turnos por día debido a la escasez de aulas, un problema de larga data, y para evitar el hacinamiento que podría convertir las escuelas en nuevos centros de brotes de coronavirus. (AP)El Departamento de Educación dijo que algunas escuelas tendrán que dividir las clases en hasta tres turnos por día debido a la escasez de aulas, un problema de larga data, y para evitar el hacinamiento que podría convertir las escuelas en nuevos centros de brotes de coronavirus. (AP)

Poa dijo que se estaban construyendo 325 espacios de aprendizaje temporales en la provincia norteña de Abra y las regiones periféricas para reemplazar los edificios escolares azotados por el terremoto del 27 de julio.

Los funcionarios de educación también se apresuraron a ayudar a más de 28.000 estudiantes a buscar nuevas escuelas después de que al menos 425 escuelas privadas cerraron permanentemente tras la llegada de la pandemia en 2020, principalmente debido a pérdidas financieras. Unos 10.000 de los estudiantes se han matriculado en escuelas públicas, dijo Poa.

La pobreza también ha sido un obstáculo clave para la educación. Multitudes asaltaron las oficinas del Departamento de Bienestar Social y Desarrollo el sábado para reclamar ayuda monetaria para estudiantes indigentes, lo que resultó en lesiones de al menos 26 personas que quedaron atrapadas en las puertas de entrada.

Relacionado Noticias

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.