Messi volvió a ser silbado por el público del PSG en el empate ante el Troyes: las tres grandes jugadas del argentino que merecieron terminar en goles

El argentino fue uno de los que más intentó en la igualdad 2-2 por la Ligue 1, sin embargo, otra vez quedó en el blanco de la bronca en el Parque de los Príncipes

May 9, 2022 | 0 Comentarios

Los fanáticos del PSG volvieron a expresar su bronca con Lionel Messi como blanco: fue a los 19 minutos del empate 2-2 ante el Troyes, cuando el delantero argentino, de 34 años, recibió la pelota en mitad de campo y una silbatina bajó desde las tribunas en el Parque de los Príncipes. Lo curioso es que esta nueva protesta se dio con el título de la Ligue 1 garantizado para el elenco dirigido por Mauricio Pochettino. Y luego de que la Pulga, que anotó el gol el día de la consagración, cambiara el repudio por aplausos en los encuentros posteriores.

Además, el capitán de la selección albiceleste redondeó un interesante rendimiento en la igualdad del París Saint Germain ante el Troyes por el certamen de élite francés. De hecho, contó con varias oportunidades para convertir, pero el grito se le negó. Incluso, en definiciones sutiles, con el sello del ídolo ex Barcelona.

A los 31 minutos de juego, se combinó con Ángel Di María y picó al vacío. En el corazón del área recibió el pase justo, pero su definición pegó en un costado del arco. A los 37 entró a la zona de riesgo a puro regate y resolvió con un toque suave y bajo, que pegó en la pase del palo derecho del arquero Moulin. El rebote lo tomó Neymar y convirtió, pero se encontraba en posición adelantada. En el medio, regaló un par de habilitaciones de primer nivel al brasileño y a Fideo, que no prosperaron. Y un intento de zurda que se marchó muy desviado.

En el segundo tiempo, otra genialidad que no se encontró con la red. A los 14 minutos recibió tras una recuperación alta del PSG, aceleró de derecha al centro y soltó una caricia de zurda: el balón se marchó pegado al palo derecho del Troyes, que respiró.

Y en el epílogo, cuando más presionó el conjunto local para quedarse con el triunfo, fue otra vez el delantero, con el dorsal N° 30, quien más cerca estuvo de firmar una conquista. A los 46′ del complemento, edificó una pared en la puerta del área y sacó un latigazo potente, que hizo temblar el travesaño. Si hasta la acción del final fue suya, con una volea que tenía destino de red, pero rebotó en el cuerpo de un adversario.

Vale resaltar que los ultras del PSG volvieron a exhibir las banderas dadas vueltas, práctica que se repite desde la eliminación en la Champions League frente al Real Madrid en octavos de final de la competencia (también quedó en el camino en la Copa de Francia). Y los silbidos a Messi, al menos de manera notoria, se concentraron en ese momento puntual de los 19 minutos de la primera parte.

¿Qué incidencia pueden tener en el futuro del argentino? En principio, ninguna. El atacante tiene otro año de contrato y, según los medios de Francia, forma parte de los planes del PSG en la próxima temporada, de cara a la cual la prioridad es la continuidad de Kylian Mbappé.

Relacionado Noticias

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.