Nicaragua embargará la sede de la OEA en Managua

La vocera del gobierno de Nicaragua, Rosario Murillo, dijo que en el lugar se desarrollará un "museo de la infamia".

Abr 27, 2022 | 0 Comentarios

La vicepresidenta de Nicaragua y vocera del gobierno de Daniel Ortega, Rosario Murillo, anunció este martes que el edificio que albergaba a la representación de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Managua pasará a manos del Estado.

“La Procuraduría General de la República informa que el bien inmueble que ocupaba la oficina de la deplorable OEA, despreciable OEA, ha sido objeto de declaratoria de utilidad pública y pasará al Estado de Nicaragua”, dijo la vicepresidenta en los medios oficiales.

El gobierno reinició una arremetida contra la OEA desde el domingo, al anunciar que retiraría las credenciales diplomáticas de sus representantes en el foro al que tildó de ser “un instrumento de Estados Unidos”, al tiempo que se anunció que se clausuraría la sede del organismo en Managua.

Según la vocera oficial, en el edificio que ocupaba la OEA se desarrollará “el museo de la infamia”, por medio del Instituto de Cultura, una vez que se oficialice la orden en el diario oficial, La Gaceta.

“Qué más infamia que ese ministerio de colonias”, agregó la vicepresidenta sobre el edificio.

El anuncio se da en medio de una carta que se conoció del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, dirigida a la presidenta del Consejo Permanente del organismo, Elizabeth Darius-Clarke, en la que cataloga de “despreciable en términos jurídicos y éticos” la acción de Managua de cerrar la sede del organismo.

“Nunca ello había ocurrido ni en los tiempos de las peores dictaduras en la región, incluidas las que había vivido Nicaragua”, dijo Almagro en la misiva.

Las relaciones de Nicaragua con la OEA se endurecieron desde noviembre de 2021, cuando emitió una declaratoria en donde decía que los comicios presidenciales de ese entonces, donde Ortega se impuso para un nuevo mandato, “no fueron ni justos, ni transparentes”.

El gobierno pidió su salida de la OEA días después al indicar que “era un instrumento injerencista”.

«Estamos renunciando y desvinculándonos a la OEA, dando por terminado el vínculo del Estado nicaragüense de la OEA, nos estamos desligando de la OEA», dijo el canciller Denis Moncada en ese entonces.

No es el primer edificio tomado

La arremetida de Managua contra una sede no es la primera. En diciembre, el gobierno de Daniel Ortega entregó la que era la sede diplomática de Taiwán en Managua a la República Popular China, su nuevo aliado.

Taipéi reaccionó casi de inmediato a la entrega y la calificó de «ocupación ilegal”, según un comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la isla.

Relacionado Noticias

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.