Pese a los datos negativos de la inflación y la economía en EEUU, Wall Street terminó con ganancias y cerró su mejor mes desde 2020

Las noticias positivas sobre las ganancias de Apple y Amazon, así como de los gigantes petroleros Exxon y Chevron, impulsaron a los inversores

Jul 30, 2022 | 0 Comentarios

Las acciones acumularon más ganancias el viernes y Wall Street cerró su mejor mes desde noviembre de 2020, un bienvenido respiro para los inversores después de un año castigado para el mercado.

El S&P 500 ganó 58,05 puntos, o un 1,43%, a 4.130,48 unidades, mientras que el Nasdaq Composite subió 225,81 puntos, o un 1,86%, a 12.388,40. El Promedio Industrial Dow Jones avanzó 323,51 puntos, o un 0,99%, a 32.853,14.

El Nasdaq, de gran peso tecnológico, terminó julio con las mayores ganancias desde abril de 2020. Las acciones han cobrado impulso este mes, impulsadas por unos beneficios corporativos mejores de lo esperado y por la caída de los rendimientos de los bonos, que han retrocedido tras dispararse gran parte de este año por las expectativas de subida de los tipos de interés.

Las ganancias de las acciones durante el mes se han visto impulsadas por informes de ganancias corporativas mejores de lo esperado y por la caída de los rendimientos de los bonos, que han retrocedido después de dispararse durante gran parte de este año por las expectativas de subida de los tipos de interés.

La debilidad de los datos económicos, incluido un informe del jueves que muestra que la economía estadounidense se contrajo el pasado trimestre y podría entrar en recesión, también ha impulsado las acciones al alza al dar a algunos inversores la confianza de que la Reserva Federal podrá reducir su agresivo ritmo de subidas de tipos antes de lo previsto.

El banco central elevó su tasa de interés clave a corto plazo en 0,75 puntos porcentuales el miércoles, elevándola al nivel más alto desde 2018. La Fed está subiendo los tipos en un intento de frenar la economía estadounidense y sofocar la mayor inflación en 40 años.Trabajadores en la bolsa de Nueva York (REUTERS/Brendan McDermid)Trabajadores en la bolsa de Nueva York (REUTERS/Brendan McDermid)

Un indicador de inflación que es seguido de cerca por la Reserva Federal saltó un 6,8% en junio con respecto a hace un año, el mayor aumento en cuatro décadas, dejando a los estadounidenses sin alivio de los precios en alza. En términos intermensuales, la inflación se aceleró hasta el 1% en junio, frente al aumento mensual del 0,6% de mayo, según informó el viernes el Departamento de Comercio.

Las cifras subrayaron la persistencia de la inflación, que está erosionando el poder adquisitivo de los estadounidenses, mermando su confianza en la economía y amenazando a los demócratas en el Congreso de cara a las elecciones de mitad de mandato de noviembre.

Sin embargo, algunos observadores del mercado desaconsejaron dar demasiada importancia a los datos de junio.

Esta métrica de la inflación corresponde a junio y sabemos que han cambiado muchas cosas desde entonces, especialmente los precios de la gasolina, por lo que los inversores deberían situar este informe sobre la inflación en su contexto histórico”, dijo Jeffrey Roach, economista jefe de LPL Financial. “De cara al futuro, las tasas de inflación de julio se suavizarán un poco con respecto al mes anterior, ya que los costes de los alimentos y la energía deberían disminuir en julio”.

Aun así, la inflación afectó a una empresa en sus resultados del viernes: el gigante de productos básicos de consumo Proctor & Gamble. Las acciones del fabricante del detergente Tide cayeron un 5,3% después de que la empresa dijera que los consumidores estaban recortando gastos, pero que las recientes subidas de precios de la empresa estaban manteniendo los beneficios.

Los informes de resultados de otras empresas fueron más alentadores.

Exxon y Chevron obtuvieron beneficios trimestrales récord el pasado trimestre en medio de los altos precios del petróleo y el gas. Las dos empresas ganaron 46.000 millones de dólares el pasado trimestre, lo que supone aproximadamente cuatro veces la cantidad de dinero que ganaron esas dos empresas en el mismo periodo del año anterior. Las acciones de Chevron se dispararon un 8,5% hasta alcanzar un máximo de seis semanas, mientras que Exxon subió un 4,4%.

Amazon subió un 12,1% después de que la empresa registrara una pérdida trimestral, pero sus ingresos se dispararon en el trimestre.

Apple subió un 3,4% después de que sus beneficios trimestrales fueran mejores de lo que esperaba Wall Street. El fabricante del iPhone vio cómo su beneficio en el periodo abril-junio disminuía un 10%, mientras que los ingresos subían un 2%, al tener que lidiar con los problemas de fabricación y las presiones inflacionistas.

En el mercado de bonos, los rendimientos fueron dispares. El rendimiento del Tesoro a dos años, que tiende a moverse con las expectativas de la Fed, subió al 2,89% desde el 2,87% del jueves. El rendimiento a 10 años, que influye en los tipos hipotecarios, cayó al 2,64% desde el 2,67%.

Relacionado Noticias

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.