FESPAD: «Disolución del FONAES desprotege proyectos de reparación ambiental que la ASA no va a tener facultades»

Este cambio también fue cuestionado por FESPAD, que señaló que si el agua es un bien que tiene relación con el medio ambiente, solo es un elemento del mismo, y la ASA solo regula la gestión del agua.

May 31, 2022 | 0 Comentarios

El Gobierno salvadoreño solicitó a la Asamblea Legislativa una iniciativa con la cual pretendía disolver el Fondo Ambiental de El Salvador (FONAES), institución creada en 1994, para captar recursos financieros y así llevar a cabo planes, programas, proyectos y cualquier actividad encaminada a proteger y restaurar el patrimonio natural. Los Diputados aprobaron esta ley con los votos de Nuevas Ideas, GANA, PCN y PDC.

La entidad fue sustituida por la Autoridad Salvadoreña del Agua (ASA), cuya personería jurídica se la dio la Ley de Recursos Hídricos, que los parlamentarios aprobaron el año pasado para administrar la gestión del vital líquido. La razón de la modificación es que ambas instituciones guardan similitud con sus «facultades, obligaciones, competencias, responsabilidades y atribuciones».

Para la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD), el Estado ha demostrado «desinterés» en los asuntos ambientales, y en cuanto a los avances normativos, consideró que el cambio de institución «debilita de forma progresiva» la tutela de los derechos medioambientales.

«La derogatoria de la Ley reafirma una línea clara de desinterés de la administración actual en mantener, crear y robustecer las entidades públicas cuyo objeto sea protección de los bienes en dicha materia, con trasladar las facultades del FONAES a la ASA, la llevará a su desnaturalización», indica la organización.

Tal y como fue aprobada la ley, el FONAES debe otorgar los inmuebles en su administración a partir de la entrada en vigencia de la Ley de Recursos Hídricos, es decir, el 12 de julio próximo. Esto incluye contratos, convenios suscritos por FONAES y si algunos proyectos continúan en curso, FONAES debe finalizarlos. En aquellos casos en los que se estén tramitando procedimientos administrativos o procesos judiciales a nombre del FONAES, pasarán a la ASA.

Este cambio también fue cuestionado por FESPAD, que señaló que si el agua es un bien que tiene relación con el medio ambiente, solo es un elemento del mismo, y la ASA solo regula la gestión del agua.

«La ASA dejaría de ser una entidad especializada en gestión de bienes hídricos y se convertiría en entidad captadora de fondos, administradora y que deriva proyectos ambientales de manera general […] además expulsa del ordenamiento jurídico vigente las facultades del FONAES, y con ello, pone en peligro todos los proyectos en materia ambiental que de él se derivan. No hay ley que faculte a la ASA a dar seguimiento a las acciones desarrolladas por el FONAES», indica el comunicado de la organización. 

Relacionado Noticias

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.